La adaptación industrial para el consumo de biomasa sólida en lugar de Diesel es  rápida y relativamente sencilla. Donde existe un quemador de Diesel, éste se sustituye por uno de pellet y al mismo se le adapta un proceso de automatización para garantizar estabilidad calorífica en el proceso de combustión y generar una muy alta eficiencia energética.

Pellet México cuenta con un convenio de exclusividad para la comercialización y distribución de la maquinaria y equipo para toda América Latina. El costo de conversión energética a pellet en una industria se recupera en plazos no mayores a los dos años, debido a los altos ahorros que supone en consumo de combustibles fósiles.